boton_del

El derecho al olvido, como ejercerlo.

El Reglamento General de Protección de datos dicta que cualquiera puede ejercer su derecho al olvido, solicitando la eliminación y supresión de su huella digital, es decir, que los enlaces a sus datos personales no figuren en los resultados de búsquedas de Internet realizadas utilizando su nombre, obligando a buscadores, como Google, a dar facilidades para poder ejercer dicho derecho.

Dependiendo de donde nos encontremos sea en motores de búsqueda, redes sociales, cada uno de estos deberán de contar con un procedimiento para poder ejercer el derecho al olvido.

Motores de búsqueda

Desde que se firmara la sentencia en mayo de 2014 donde el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declarase que las personas tienen derecho a solicitar a los motores de búsqueda que retiren determinados resultados de sus búsquedas, los principales motores han puesto a disposición de los usuarios una serie de formularios con los que realizar sus peticiones:

Google incluso ha facilitado una web desde la que podremos comprobar las estadísticas de estas solicitudes.

Redes sociales

Las redes sociales contienen una cantidad inmensa de información personal sobre nosotros. Por suerte, también podemos ejercer el derecho al olvido” en ellas y conseguir que se elimine toda la información que almacenan. Una opción sería eliminar de manera definitiva nuestra propia cuenta de usuario. Sin embargo, como esta acción borrará todas las imágenes, vídeos y comentarios que hayamos publicado, muchas redes sociales disponen de una opción para descargar toda la información de nuestro perfil. Así, aunque eliminemos nuestra cuenta, podremos tener acceso a todas nuestras publicaciones y a la información que no queramos perder.

 

Personas fallecidas

Según la LOPDGDD, las personas vinculadas al fallecido, como familiares o pareja de hecho, o aquellas que hubiesen sido designadas previamente, podrán ejercer los derechos ARCO de los datos personales de la persona fallecida para su rectificación o supresión.

Además, muchas redes sociales permiten designar un contacto de legado que podrá administrar la cuenta del fallecido, que pasará a ser conmemorativa, como es el caso de Facebook, aunque en la mayoría bastará con demostrar nuestra relación con la persona según lo establecido en la LOPDGDD (Twitter, Instagram, Youtube). Este contacto podrá además solicitar la eliminación total de la cuenta en nombre del fallecido.

Fuente: OSI (Oficina de Seguridad del Internauta)